antinvejecimiento
Bienestar Nutrición

4 formas de combatir los radicales libres

En nuestra vida diaria, estamos constantemente expuestos a los radicales libres. Provienen del aire que respiramos, de los alimentos que comemos e incluso de la luz solar. Estos compuestos pueden mutar el ADN de las células de forma que se produzcan crecimientos cancerosos y otras enfermedades. Afortunadamente, hay formas de protegernos comiendo bien o utilizando antioxidantes como la vitamina C o E.

La teoría de los radicales libres

Esta teoría se remonta a los años 1954, el doctor Denma Harman fue quien describió por primera vez la teoría de los radicales libres como causa del envejecimiento, declarando: «Un único proceso común, modificable por factores ambientales y genéticos, es responsable del envejecimiento y la muerte de todos los seres vivos». Y añadió: «El envejecimiento está causado por reacciones de radicales libres, generados por el ambiente, la enfermedad, y las reacciones intrínsecas al proceso del envejecimiento».

En la actualidad existe consenso en que los superóxidos actúan como compuestos citotóxicos y perjudiciales para las células vivas. Es un hecho que vivimos en una atmósfera oxigenada y, como consecuencia, oxidativa. Los radicales libres son moléculas altamente inestables y reactivas con uno o más electrones célibes (o desparejados) en su órbita externa. El daño que causan afecta a macromoléculas esenciales, como el colágeno y los lípidos, y más profundamente a las membranas celulares y el interior de las células.

Ramos, Felipe Hernández. Antienvejecimiento (ALIMENTACIÓN) (Spanish Edition) (pp. 28-29). RBA Integral. Edición de Kindle. 

Como combatir los radicales libres

1 – Lo primero que todos es tener una buena alimentación rica en antioxidantes, polifenoles como el té o el café, vitaminas C y E, selenio, zinc.

Los alimentos ricos en antioxidantes son:

  • Brócoli.
  • Arándanos.
  • Tomates

Los alimentos que contienen vitamina C:

  • Boniatos.
  • Pimientos rojos.
  • Naranjas.
  • kiwis.
  • Camu-camu.

La vitamina E se encuentra en aceites como el de oliva o el de girasol. Los alimentos ricos en selenio son el atún y el germen de trigo; el zinc se encuentra en la carne

2- Beber suficiente agua y evitar el exceso de alcohol debido a que el agua es el mejor desintoxicante de los radicales libres y esta ayuda a una mejor absorción de nutrientes en general en tu cuerpo.

3- Hay que evitar el tabaquismo, ya que genera gran cantidad de estas moléculas que provocan estrés oxidativo en las células y los tejidos, lo que también estimula la destrucción del colágeno, necesaria para prevenir las arrugas y mantener la piel suave y elástica.

4 – Mantener un estilo de vida saludable realizando actividad física intensa a diario ayuda a incrementar la concentración plasmática de ácido úrico, difundiendo este a los músculos para protegerlos de la oxidación por acción de los radicales libres. Por este motivo, se puede considerar al ácido úrico como uno de los antioxidantes más importantes en plasma y músculo. En todo caso, no existen publicaciones, a día de hoy, que indiquen si la administración exógena de ácido úrico podría tener efectos beneficiosos sobre el daño oxidativo inducido por el ejercicio físico.

Conclusion: Para combatir los radicales libres tienes que llevar un estilo de vida saludable y cuidarte de los excesos que pueden causar estrés oxidativo y así producir más cantidad de radicales libres de los que tu cuerpo pueda soportar.

Suscríbete

Escrito por equipo de Fitness and sport

Puedes comprar nuestros productos aquí

Síguenos, dale like, comenta y comparte para más contenido y recetas.

Nuestra página en Facebook

Nuestro Twitter

Recetas aquí

Sígueme en Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *