lesion en el tobillo

¿Ha tenido alguna vez dolor o tensión en los pies o los tobillos? Si es así, este artículo es para usted. Vamos a hablar de los ejercicios para pies y tobillos que han demostrado ayudar con estos problemas. Estos ejercicios pueden ayudar a aumentar la movilidad, disminuir el riesgo de lesiones, reducir la hinchazón, ¡y mucho más!

¿Sientes una sensación de ardor en los pies mientras corres?

¿Le resulta difícil ponerse de puntillas o subir escaleras sin sentir dolor?

¿Algunos zapatos, como los de tacón, le duelen más que otros cuando los usa durante mucho tiempo? ¡Si alguna de estas situaciones le resulta familiar, siga leyen doy te daremos algunos ejercicios que te ayudarán!

Hacer estos ejercicios para pies y tobillos con regularidad puede promover un mejor flujo sanguíneo a las zonas, lo que ayuda a aumentar la flexibilidad. Esto se traduce en menos dolor al realizar actividades cotidianas como caminar o hacer recados. Ejercicios como éste también mejoran el equilibrio y la coordinación, por lo que es menos probable que se produzcan lesiones. Es importante señalar que no todo el mundo experimenta todos estos beneficios al ejercitar sus pies y tobillos; sin embargo, puede valer la pena intentarlo si alguno de ellos le parece algo que está buscando en particular.

¿Por qué debería hacer ejercicios para pies y tobillos? Una de las razones por las que muchas personas empiezan a ejercitar los pies es porque quieren aliviar el dolor o las molestias que sufren. Cuando se hacen correctamente,los ejercicios para pies y tobillos pueden aumentar la fuerza, reducir la hinchazón y mejorar el equilibrio y la coordinación,

Los médicos suelen recomendar a las personas que padecen diabetes o artritis que realicen ejercicios para pies y tobillos. La razón es que el riesgo de desarrollar estas enfermedades puede reducirse cuando se fortalecen los pies. En el caso de las personas con neuropatía (daños en los nervios), hacer ejercicios para los pies también ayuda a prevenir las caídas. Las personas con obesidad también pueden beneficiarse de ejercitar los pies porque aumenta la salud cardiovascular, lo que puede ayudarles a perder peso más fácilmente. En definitiva, si está buscando una forma de tratar cualquier afección relacionada con las piernas o los tobillos, ya sea que esté relacionada con el dolor o no, el fortalecimiento de los pies debería considerarse al menos como una opción, ya que no hay ningún daño el echo de hacerlo.

Ejercicios de fortalecimiento

Las recomendaciones que encontrará a continuación le serán útiles para
controlar el dolor y mejorar de la función del pie y del tobillo.

• Busque una superficie dura o semi rígida para la realización de estos ejercicios (por ejemplo, en una alfombra).
• Estos ejercicios deben hacerse de forma lenta y controlada aumentada progresivamente el número de repeticiones, 10-15 repeticiones hasta un máximo de 30.
• No deben desencadenar dolor al realizarlos.
• Puede aplicar calor local antes de realizarlos y frío al finalizarlos.

Primer ejercicio

Mover el tobillo dirigiendo el pie hacia arriba y abajo intentando conseguir él
máximo movimiento. Repetirlo 10-15 veces.

Con los talones apoyados en el suelo, realizar movimientos de rotación hacia dentro
y hacia fuera, acercando y separando la punta de los pies. Repetirlo 10-15 veces.

Realizar movimientos rotatorios del pie como si los dedos dibujaran un círculo.
Repetirlo 10-15 veces.

Realizar movimientos de fl exión y extensión de los dedos del pie. Repetirlo 10-15 veces.

Con los dedos pequeños, coger objetos
(lápices, arrugar la toalla…). Repetirlo
10-15 veces.

Mantenerse de pie sobre la pierna lesionada y con la otra flexionada, durante
5 segundos. Repetirlo 10-15 veces.

Ponerse alternativamente de puntillas y de talón. Repetirlo 10-15 veces.

Presionar con la parte externa del pie contra la pata de una mesa durante 5 segundos.
Repetirlo 10-15 veces. Después, hacerlo con la parte interna del pie.